BTEK. Centro de interpretación de la Tecnología Zamudio

Se plantea como una referencia en el paisaje de dos volúmenes piramidales aparentemente exentos. El primer volumen, negro, surge de la tierra, con una composición más pesada y cerrada por sus tres fachadas metálicas.  

El segundo volumen, en contraposición con el primero, se limita por dos fachadas de muro cortina y una cubierta de césped que nace como una prolongación del terreno.

Los dos volúmenes se conectan de manera imperceptible bajo rasante, fundiéndose con la parcela y el entorno que las rodea.

La entrada se produce a través del primer volumen, en el pliegue de una esquina que muestra la rampa de acceso. A medida que se desciende, un vuelo metálico cubre la llegada, recogiendo al visitante.

Año: 2009
Arquitectos: IDOM